Edición Nro: 2988

EDITORIAL

Gradualismo berreta

No se puede quedar bien con todos

Gradualismo berreta
Cada día que siguió al triunfo electoral de Cambiemos fue desastroso para la clase media. Endeudamiento público, aumento de tarifas, tres aumentos de los combustibles, inflación, el crecimiento que no se siente en los espacios cotidianos. Así las cosas esta suerte de liberalismo socialdemócrata, como se publicó en un medio de La Plata colega, puede ser un "oxímoron o una oportunidad. La pregunta del millón: ¿Debe el Estado decirle al contribuyente en que gastar o cómo ahorrar?

 Mientras la oposición se derrite en buenas y malas intenciones, las peleas más salvajes del “vale todo”, no vale todo se propagan. En le muno normal hay reglas y hay un árbitro que las administra. En Argentina un grupo de mapuches puede más que la justicia. Los bancos aplican las tasas que quieren, las telefónicas y los cables inventan cargos y los derechos del ciudadano común, piquete mediante también, son constantemente avasallados.

Si el gobierno se decide por un gradualismo que perjudica a quiénes lo votaron y medidas de shock para lo que a ellos le conviene, el futuro no va a ser tan "color de rosa". El ciudadano medio ya no es tan permisivo y Macri, hombre desangelado, no sabe de liderazgos de relatos; lo suyo va de pura gestión, cosa que por ahora, no se ve.

Autor:redacción | 2017-12-03 | Editoriales Anteriores | Compartir: