Edición Nro: 2781

EDITORIAL

El tiempo es efímero

Hay días en que nada pasa

El tiempo es efímero
Los fans de Netflix conocerán, posiblemente, esa serie española de paradojas temporales llamada El "Ministerio del Tiempo". Dentro del supuesto de verosimilitud que el espectador firma tácitamente con el producto, es posible imaginar que se cruza una puerta y ya está, se viaja por el tiempo. En estos días de feriados XL, las puertas quedan bloqueadas, o tal vez, en un abrazo mortal de recursos, entrando y saliendo al pasado-presente, sin solución de continuidad. Cualquiera que haya leído noticias el viernes y se disponga a hacerlo el lunes del puente observará que nada ha sucedido. Quiten las notas de opinión y salvo la lluvia, lo demás es cuento.

El relato de lo que somos, y fuimos, no nos permite ver lo que realmente somos y por qué fuimos lo que fuimos. Para nosotros, por ahora, es imposible atravesar una puerta y volver a unos años atrás para decirdir otra cosa, por ejemplo ¿Alguien se imagina que hubiera sucedido si Lole Reuteman le hubiera dicho que sí a la oferta de Duhalde de apoyarlo en la carrera presidencial allá por 2003?. La negativa del ex piloto de fórmula 1 le abrió la pista, vaya paradoja, a Néstor Kirchner y el resto es historia (bastante triste) conocida.

Viajar por el tiempo tendrá sus ventajas. Tal vez el tiro en el palo de Rob Rensenbrink en la final de la copa del mundo de 1978, cuya incidencia permitió el alargue y que Argentina fuera Campeón del Mundo, podría haber evitado el triunfo de la albiceleste y los cinco años de cruel dictadura que sobrevinieron a los tres que ya teníamos y totalizaron los siete años más funestos de nuestra historia nacional (1976 - 1983).

Como sea, el día en que decidimos como ciudadanía que Cambiemos sea gobierno se abrió el horizonte de penurias de lo que hoy es nuestro extraño presente. Si una puerta mágica nos llevara a 2015, a octubre, cuando se votó y Scioli no llegó a presidente en primera vuelta ¿Voleveríamos a votar como lo hicimos para permitir este gobierno?

En la era de la pos verdad y el nuevo continente de la in formación estamos más cerca de volver a los gobiernos dictatoriales que antes. Gatillo fácil, derechos civiles en pugna, aborto libre para todos y endeudamiento, mucho endeudamiento. El país pierde el rumbo y nosotros seguimos mirando Netflix, anhelando alguna puerta mágica que nos llevara a 1810, cuando la Semana de Mayo o, tal vez, 1806, en el período de las Invasiones Inglesas. Ponemos el control en pausa y vamos a cocinar algo, la próxima temporada promete algo bueno.

Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2018-04-29 | Editoriales Anteriores | Compartir: