Edición Nro: 2818

EDITORIAL

Vergüenza ajena

Una vez más, la gente perdió

Vergüenza ajena
El acuerdo Municipal de salarios mostró la vergüenza del ser argentino, en general, y del ser marplatense en particular. Estafado por dirigentes sindicales y gobernantes ineptos y corruptos, los empleados municipales perdieron en un acuerdo concebido entre gallos y medianoche, ratificado por una asamblea trucha y fogoneados por un periodista "ladri" que le pagan desde el gobierno para que haga su programita oficialista de radio todas las tardes de esta urbe.
Autor:redacción | 2019-02-02 | Editoriales Anteriores | Compartir: