Edición Nro: 2478

EDITORIAL

La palabra que cansa

Los medios y los recorridos

La palabra que cansa
El gobierno se pone a gobernar. Eso pretende, pero está "desangelado". Entonces, cada cosa que hace es interpretada, según el receptor, de infinitas maneras distintas. La palabra "Macri" se escucha hasta el hastío en los medios de comunicación, redes sociales, charlas de café ¿Es acaso habitual que en otros países todo el mundo nombre el apellido del presidente a cada rato? Sin duda la respuesta es no. Poseemos una sobredosis de descontento y "des gobierno", lo que genera un "des control" social que promete una situación de descontrol (junto o separado, como lo prefiera). Así, nos aferramos al pasado esperando que solucione el futuro, en eternas ilusiones mundanas vernáculas. Como el amor, tóxico, de aquella vida en la que creíamos en él, la realidad se encarga de golpearnos más y más, para que aprendamos a separarla de la fantasía. A golpes de hambre y desocupación, de ser necesario.

Y la radio nos confunde a todos. La TV es un espejismo, con  TN, mutado su nombre a Todos Nosotros, así nos engaña pensando que vamos "a por ellos" por Todo Noticias y nos descubrimos desnudos, manipulados, y sin destino. La Crónica de una América que se niega a entender a los mercenarios de C5N, mientras en el otro extremo la TV pública hace de mate cocido (ni bien ni mal) con sus intérpretes con el "mate cosido" y los otros canales de TV que ya no cuentan. En todos, indefectiblemente se escucha la palabra "Macri". En todos, una vez más, la ficción se impone sobre la realidad.

Ni las redes sociales ni la big data del "Señor Barba" han podido explicar el desbarajuste social en el que estamos inmersos. Para que ya no nos duerman con cuentos de hadas es necesario salir del círculo vicioso, pero resulta que este se expande con cada paso que damos en dirección opuesta. Una oposición sin un líder claro, sin dinero, con cuadros políticos archi procesados derrotó al aparato del estado, con los medios, la pauta oficial y la obsecuencia "leuconiana" a favor. Así y todo el mundo sigue girando. Dólar a sesenta "p" mediante, el mundo es una burbuja de ozono, tal vez de cianuro, del que queremos respirar separando la paja del trigo, pero en el fondo sabemos que eso es una ilusión.

¿Y si todo fuera posible?¿Y si el nuevo Él pudiera contenerlos, acrrinconarlos y transformarlos en eficientes y honestos dirigentes? El viejo, el residual del "este asfalto es real" o "no se inunda más" ya sabemos que está agotado. Y por más video casero que suba con la hermosa sonrisa de la beata "Awada" a su lado, una buena parte de la sociedad le dijo "it´s hard to say goodbye but... your time is over ...to many time before". - Para vos, Durán Barba, o Marquitos Peña (cada uno elija destinatario), que te gusta jugar con el spanglish, y tal vez puedas codificar esta... triste frase, si las hay. Sí, querido, codificate esta.-

Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-08-28 | Editoriales Anteriores | Compartir: