Edición Nro: 2747

Liberame para volver a nacer

La Patria cumple años, 204 en rigor, desde la declaración de la Independencia. Justo cuando más prisioneros de una situación nos sentimos tenemos que omitir los festejos de lo que otros años estimábamos como normal. Un discurso, el palco presidencial y las autoridades, la evocación de los representantes reunidos en Tucumán afirmando aquello de lo que se dudaba: si éramos o no independientes de la Corona de España. El festejo viene teniendo sentido si nos referimos a la conmemoración a la firma de la Declaración de independencia de la Argentina​, el martes 9 de julio de 1816 en la casa de Francisca Bazán de Laguna, declarada en 1941 Monumento histórico nacional.
Autor:Andrés Maslyk | 2020-07-09

Café

Algo sencillo, algo mágico. Un café que abre la posibilidad de imaginar un futuro distinto, al menos, desde lo que vivimos en el presente de aislamiento que se flexibiliza, en la ciudad de Mar del Plata. Sacamos fotos y las subimos a las redes sociales. Nuestros amigos nos dan su MG o Like a la publicación: un pocillo de café en un café al azar, de la ciudad de Mar del Plata, dice mucho más que lo que muestra la imagen; es acaso el corolario de un tiempo en que nuestra ciudad puede mostrar, con orgullo, resultados por encima de CABA. Aquí tenemos, al menos hasta el día de hoy, controlada la situación epidemiológica de un virus que ha demostrado como hace estragos en los centros urbanos. Algo habremos hecho bien, esta vez, aunque no sea el momento de celebrarlo: la foto del pocillo es el logro que nos sensibiliza, si fuera esto posible, desde el lugar de lo simple. Y en las cosas simples está el sabor de la vida.
Autor:Andrés Maslyk | 2020-07-06

Esos malditos espías

Con la detención de 22 personas en la causa de espionaje ilegal que le apunta a Macri, que lleva adelante el juez de Lomas de Zamora, Federico Villena, se pueden hacer múltiples lecturas. El ex presidente está preocupado por la velocidad con la que avanza la misma, le apuntan desde los sectores más diversos y van por su cabeza. Los canales que muestran simpatía por el gobierno actual no dejan de pasar una y otra vez las imágenes de los espías detenidos, hasta el cansancio, y especulan con que pronto van a ver a Mauricio sentado en el banquillo de los acusados. Por cierto, cuando asumió como presidente rápidamente le desactivaron una causa por espionaje y otra por represión en el Borda. Pero eso, claro, es agua pasada. Lo cierto es que el hoy, opaco, del líder de Juntos por el Cambio, no halla certidumbres en el devenir de lo político judicial: nunca se sabe qué parte carga cada evento de estos en nuestro país.
Autor:Andrés Maslyk | 2020-07-02

Hacemos Zoom

En los medios de comunicación, en el lenguaje coloquial, el trabajo y la familia, por caso, existe una nueva frase de cabecera: "hacemos Zoom", o sus variantes como "hagamos un Zoom", "¿lo vemos por Zoom?" y muchas otras similares. Esta nueva normalidad, a temporal, nos interpela como sociedad Socrática, dentro de una infinita interacción mutua, en un modelo comunicacional que tiene los efectos sin preceder de las causas. Los alumnos se conectan a clases por Zoom, silencian el micrófono y apagan la cámara ¿Es esa una interacción válida? Otros se excusan en problemas de conectividad y no se vinculan a las reuniones virtuales. La Vicepresidenta de La Nación le apaga el micrófono a la oposición cuando tiene que argumentar un tema en una sesión virtual. Un congreso por Zoom es un cuchillo que no tiene mango ni hoja. Einstein pronunció esa analogía para explicar la nada como objeto. Las instancias del mismo, bien, gracias. Los actores de cartón, en un mundo que pierde los sentidos y se pliega en viejos slogans de realidad fractal. No somos. Habitamos el no espacio en un no tiempo, de no ser el tiempo de la sesión de Zoom. Detrás del ángulo de la cámara que me enfoca, en el mejor de los casos, discurre un universo paralelo irreproducible. Demasiado para una emergencia de más de 100 días en la que emulamos la vida mientras vegetamos.
Autor:Editorial | 2020-06-30

Y soñaba que soñaba

Con más de 1200 muertes registradas en Argentina desde que se inició esta pandemia del COVID-19 y contabilizando cifras muy inferiores a los países vecinos como Chile y Brasil, que tomaron otro tipo de decisiones, nos queda poco para comentar del hecho en sí, vale decir, se agotan las frases. El problema estriba en el día después, ese que nunca llega, parece que nunca va a llegar y está produciendo un fenómeno de acostumbramiento peligroso para aquellas personas que nada tienen y nada pretenden, para aquellas que quieren trabajar y no las dejan, los que iban a estudiar y ahora lo hacen de forma intermitente y por video llamada, los que hacían actividad física o practicaban un deporte y ahora dejaron de hacerlo. Esta nueva normalidad nos acorrala, nos interpela, nos dice la burbuja del presente es muy distinta a la del pasado. Ambas, irreales, nos ponen de cara a un futuro más incierto aún.
Autor:Andrés Maslyk | 2020-06-29

Ojalá por lo menos (un diario íntimo en versión COVID 19)

"Hace un año, tal vez, te hubiera deseado feliz cumpleaños, si no fuese porque el odio que agrandaba la grieta nos dejaba en orillas opuestas. Hoy, con un duelo de pandemia encima, no puedo recordar los rencores que me trajeron hasta acá." Así comenzaba el diario íntimo de una de las personas contagiadas, no importa de qué ni cuando, un día como estos, que se presentaba a la sazón, más especial que otros días. Vivir, dibujar la elipse de una jornada habitual de cuando éramos felices pero lo ignorábamos, como dice Kevin Johansen en "Down With My Baby", es casi imposible. - Sabía que ibas a venir, porque te lo debías a ti mismo -. Entonces, donde quiera que estés cumpliendo tu arresto domiciliario de vida en clave de COVID-19, y si pudieras, trata de ser feliz, al menos este día. Este es tu día.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2020-06-26

Tu último truco

"Todos los acuerdos nocturnos fueron hechos. Entre los novios de satén y sus reinas. Camiones de basura prehistóricos. Tienen la ciudad para ellos mismos". Más o menos así, traducción mediante, rezan las cuatro primeras estrofas de la memorable canción de Dire Straits "Your lastet trick" (Tu último truco), que fue escrita hace más de cuarenta años pero parece haberse inspirado en la pandemia 2019-2020. El autor dice en parte de la letra que no sabe como pasó, pues todo fue muy rápido y sólo puede atribuírselo a él, a su último truco. Pensando luego en analogías, el verdadero autor de este paso de comedia, llamado COVID-19, donde el cincuenta por ciento es cierto y la otra mitad bull shit (o gilipollez como dirían los españoles) el problema real parece ser adivinar qué parte de la historia con la que nos mandan a dormir, cada noche, es creíble. Porque muertos hay, eso es un hecho incontrastable, pero miseria humana, politiquería y bajeza del alma también. Entonces, frente al sound track de Mark Knopfler, es un soplo la vida y cuarenta años no son nada. Así, buscando la cordura, febril la mirada, errante en la sombra, como escribió Wislawa Szymborska, "aún siendo tan diferentes cual dos gotas de agua pura" los hermanos australianos imaginaron el escenario de ausencia: "Sintiéndonos tan desconsolados y despojados, como un borracho cuando entiende finalmente que la botella está vacía y no queda nada".
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2020-06-22

Saramago versión 2020

Se cumplen diez años de la desaparición física de Andrés Saramago, pero su pensamiento, legado en más de 20 obras, constituye una marca de actual vigencia que se pone aún más en tensión en épocas del COVID-19. Hijo de campesinos, José Saramago había nacido en Portugal, en el pueblo de Azinhaga, el 16 de noviembre de 1922. Su entorno marcó, como a casi todos nosotros, su cultura, pero su pensamiento, lúcido y provocador, está latente como nunca: "Es necesario que las mayorías acumulen cosas para que las minorías acumulen capital", dijo y completó alguna vez (1997) con una idea sobre el consumismo: "Vivimos en una sociedad que solo quiere de nosotros que consumamos, no nos pide nada más, ni convicciones, ni capacidad de protesta, ni indignación, no quiere más que tengamos dinero suficiente en el bolsillo para comprar y no tener que pensar". Frente a la cruda realidad actual, donde nada es lo que parece, y la vida se pone en disputa intelectual con la reactivación de la economía, podemos notar que aún tenemos alguna chance de ser humanos, al menos por estas latitudes.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2020-06-18

Cooperación digital y cambios tecnológicos en nuestra vida cotidiana

Nuestra vida cotidiana cambió en casi todos los aspectos. Junto a la cuarentena la conexión se volvió un bien esencial para estar comunicados con nuestros afectos, el ámbito laboral y escolar y en la salud. Sin embargo, la brecha digital sigue marcando desigualdades de posibilidades.
Autor:Redacción | 2020-06-15

Nada queda , nada queda, nada queda...

El legendario tema de Moris "De nada sirve" acaba de cumplir sus primeros cincuenta años de vida. Tema central de su álbum "Treinta minutos de vida", el track inicialmente no era más que otra canción compuesta por Mauricio Birabent; popularmente conocido como Moris, editado por el sello Mandioca en el año 1970 y producido por Jorge Álvarez y Pedro Pujó. La rispidez de la letra y su actualidad podrían compararla con aquel legendario tango "Cambalache", de Discépolo, sólo que escrito unos cuantos años después. Lo cierto es que si el mundo fue y será una porquería, de nada sirve escaparse de uno mismo. En todo caso el Covid-19 nos ha igualado la segunda mano, después de tener parda la primera. Ahora nos queda muy poca cosa y la pandemia canta truco y es mano. Políticos, infectólogos y rockstars están mezclados con Estravisky, Don Bosco y La Mignón. ¿De qué sirven las heladeras, los lavarropas y televisores, coches nuevos y relaciones? Cualquier instante puede ser el último de nuestras vidas, pidiendo aire o esperando la vacuna mundial que no va a llegar, al menos por un tiempo.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2020-06-15
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 Siguiente