Edición Nro: 2452

Papa Francisco

Viaje apostólico

La búsqueda de la paz no da tregua

La búsqueda de la paz no da tregua “La búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos”, expresó esta mañana el papa Francisco, en la Plaza de Armas de la Casa de Nariño, en el marco de su visita apostólica a Colombia.

 

Ante el Jefe de Estado Juan Manuel Santos y unas 750 personas, entre autoridades religiosas, políticas, empresarios y cuerpo diplomático del país sudamericano, el Santo Padre los animó a “no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de la nación y persistir en la lucha para favorecer la cultura del encuentro que nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses solo particulares y a corto plazo”, expresó.
Como estaba previsto, el papa Francisco llegó a las 9 al Palacio Presidencial para su encuentro oficial con el presidente Juan Manuel Santos, donde se le hizo el recibimiento con todos los honores y homenajes, y donde tuvo lugar un encuentro privado entre el Santo Padre y el primer mandatario.

El cantante colombiano Fonseca, la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, el coro infantil de la Escuela de Música Desepaz y el Coro de la Ópera de Colombia presentaron su canto y música en honor al pontífice.

En el intercambio de regalos, el Papa recibió del mandatario colombiano una serie de regalos, entre los que están un rosario en filigrana de Ciénaga de Oro (Córdoba), una mochila arhuaca blanca, una escultura de barro de Ráquira, que muestra a María niña orando, y una paloma de porcelana.

El presidente Santos dirigió al Santo Padre unas palabras, en las que agradeció la presencia del pontífice “en este momento único de la historia de nuestro país” y agradeció “por venir a confirmarnos en la fe, en la unidad y en el amor. Gracias, Su Santidad, por invitarnos a ser defensores de la vida; a ser instrumentos de paz” dijo Santos al Papa.

A su turno el papa Francisco pronunció un discurso desde la Casa de Nariño, en donde dijo que viene a Colombia siguiendo la huella de sus predecesores y que, como a ellos, los mueve el deseo de compartir la fe arraigada en estas tierras y la esperanza que palpita en el corazón de los colombianos.

“Solo así, con fe y esperanza se pueden superar las numerosas dificultades del camino y construir un país que sea patria y casa para todos los colombianos”, indicó el Sumo Pontífice.

El Santo Padre también destacó la biodiversidad del país y aseguró que “es una nación bendecida y su naturaleza no solo permite la admiración, no solo por su belleza sino también nos invita al cuidado y respeto de su biodiversidad”.

“Tan exuberante es su naturaleza como su cultura, Colombia es rica por la calidad humana de sus gentes, que tienen un espíritu acogedor y bondadoso, y que son personas con tesón y valentía para sobreponerse a los obstáculos”, señaló el Papa.

La visita al país también representa para el obispo de Roma expresar el aprecio por los esfuerzos de Colombia a lo largo de las últimas décadas para poner fin al conflicto armado.

“Los pasos dados hacen crecer la esperanza, en la convicción de que la búsqueda de la paz es un trabajo que no da tregua y que exige el compromiso de todos”, indicó el Santo Padre.

“Este trabajo nos pide no decaer en el esfuerzo por construir la unidad de la nación, que a pesar de los obstáculos y diferencias sobre las maneras de lograr la convivencia pacífica y persistir en la lucha para favorecer la cultura del encuentro.

Francisco destacó el esfuerzo que ha hecho el país por construir una paz tan anhelada y resaltó que “este esfuerzo nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses solo particulares y a corto plazo”.

Autor: Redacción | 2017-09-07 20:24:00 | Compartir: