Edición Nro: 2114

El Mundo Policiales

Se había disparado ayer cuando estaba rodeado por la policía

El Kiki murió luego de un día de agonía

El Kiki murió luego de un día de agonía Murió "Kiki", quien estaba internado tras haberse disparado ayer en la cabeza. El delincuente, que desde ayer estaba internado con muerte cerebral por haberse disparado en la cabeza, murió en la mañana de hoy miércoles en el Hospital Español.

Cristian Pastorino, más conocido como "Kiki", tenía 22 años y era intensamente buscado tras cometer dos asesinatos: uno a su exnovia, en diciembre del año pasado, y otro a la cajera de un supermercado ubicado en la Blanqueada, cuando ingresó a robar la semana pasada.

La Policía lo ubicó ayer en una vivienda del asentamiento "Don Márquez", pero antes de que los agentes ingresaran escucharon un disparo: Pastorino se había disparado en la cabeza.

Inmediatamente lo trasladaron a un centro de salud de la zona, y posteriormente al Hospital Español, donde los médicos informaron a los investigadores que padecía muerte cerebral.

Hoy miércoles sobre las 9 de la mañana, el delincuente murió, según confirmaron a El País fuentes del Ministerio del Interior.

La información señala que el fiscal Juan Gómez resolvió la autopsia con presencia de la Policía Científica y posterior entrega del cuerpo a los familiares.

El último homicidio que Pastorino había cometido fue el sábado pasado, cuando entró a robar a un supermercado ubicado en Luis Alberto de Herrera y Urquiza.

El delincuente le pidió a Florencia Cabrera, una de las tres trabajadoras, que abriera la caja. No sabía que tiene un sistema que se abre luego que se efectiviza una compra. "Florencia se puso nerviosa porque la caja no se abría. El delincuente ya se iba y le disparó por la espalda", relató uno de los funcionarios del supermercado. Ella murió en el lugar.

Tras ver las cámaras de seguridad del supermercado, la Policía identificó a Pastorino como el autor del crimen de Alison Pachón, quien era su exnovia de 20 años que estaba con un bebé de seis meses en los brazos en el momento en que la mató. Esto ocurrió en diciembre del año pasado.

Ese día, Alison estaba sentada en el comedor de su casa, en la zona de la Cachimba del Piojo, con la puerta de entrada de la casa abierta. De pronto ingresó Pastorino , que le disparó cuatro veces. Tres balas dieron en su pecho y una en el brazo derecho. Murió tras ser trasladada al Hospital Maciel.

El delincuente estuvo evadiendo a la Policía desde el crimen de Pachón. La investigación continúa, y ahora la Policía va tras la organización que le facilitaba los escondites. 

Autor: El País (Uruguay) - Foto -Redacción | 2018-02-21 20:55:00 | Compartir: