Edición Nro: 2818

Reporte escrito por un grupo de expertos independientes

Se celebra el Día de la felicidad

Se celebra el Día de la felicidad Finlandia es el país más feliz del mundo, seguido de Noruega, Dinamarca, Islandia y Suiza, según el Informe Mundial de la Felicidad de 2018.

El World Happiness Report es una encuesta histórica sobre el estado de la felicidad global que clasifica a 156 países por su nivel de felicidad, y 117 países por la felicidad de sus inmigrantes.
El enfoque principal del informe de este año, además de su clasificación habitual de los niveles y los cambios en la felicidad en todo el mundo, es la migración dentro y entre los países.

Las clasificaciones generales de la felicidad del país se basan en los resultados agrupados de las encuestas de Gallup World Poll de 2015-2017, y muestran cambios y estabilidad. Hay un nuevo país de alto rango, Finlandia, pero los diez primeros puestos pertenecen a los mismos países que en los últimos dos años, aunque con algunos intercambios de lugares. Cuatro países diferentes han ocupado el primer puesto en los cuatro informes más recientes: Dinamarca, Suiza, Noruega y ahora Finlandia.

Todos los países principales tienden a tener valores altos para las seis variables clave que respaldan el bienestar: ingresos, esperanza de vida saludable, apoyo social, libertad, confianza y generosidad. Entre los principales países, las diferencias son lo suficientemente pequeñas como para esperar cambios de un año a otro en los rankings.

El análisis de los cambios de felicidad de 2008-2010 a 2015-2015 muestra a Togo como el ganador más importante, subiendo 17 puestos en el ranking general desde el último puesto que ocupó tan recientemente como en el ranking de 2015. El mayor perdedor es Venezuela, con una baja de 2.2 puntos en la escala de 0 a 10.

Cinco de los siete capítulos del informe abordan principalmente la migración, tal como se resume en el Capítulo 1. Para los migrantes nacionales e internacionales, el informe estudia no solo la felicidad de los migrantes y sus comunidades de acogida, sino también de los que quedan, ya sea en el campo o en el país de origen. Los resultados son generalmente positivos.

Quizás el hallazgo más sorprendente de todo el informe es que una clasificación de países según la felicidad de sus poblaciones inmigrantes es casi exactamente la misma que para el resto de la población. Las clasificaciones de felicidad de los inmigrantes se basan en el período completo de datos de Gallup de 2005 a 2017, suficiente para tener 117 países con más de 100 encuestados inmigrantes.

Los diez países más felices en el ranking general también ocupan los diez primeros lugares en el ranking de felicidad de los inmigrantes. Finlandia está en la parte superior de ambos rankings en este informe, con los inmigrantes más felices y la población más feliz en general.

La cercanía de las dos clasificaciones muestra que la felicidad de los inmigrantes depende predominantemente de la calidad de vida en la que viven ahora, lo que ilustra un patrón general de convergencia. La felicidad puede cambiar, y cambia, de acuerdo con la calidad de la sociedad en la que vive la gente. La felicidad de los inmigrantes, como la de los nacidos en el país, depende de una gama de características del tejido social, que se extiende mucho más allá de los ingresos más altos que tradicionalmente se pensaba que inspiraban y recompensaban la migración. Los países con los inmigrantes más felices no son los países más ricos, sino los países con un conjunto más equilibrado de apoyo social e institucional para una vida mejor.

Si bien la convergencia a los niveles de felicidad locales es bastante rápida, no es completa, ya que existe un efecto de "huella" basado en la felicidad en cada país de origen. Este efecto oscila entre 10% y 25%. Este efecto de huella, explica por qué la felicidad de los inmigrantes es menor que la de los lugareños en los países más felices, mientras que es mayor en los países menos felices.

Una proporción muy alta de las diferencias internacionales en la felicidad de los inmigrantes (como se muestra en el Capítulo 2) y de las ganancias de felicidad para los migrantes individuales (estudiadas en los Capítulos 3 y 5) se explican por la felicidad local y la felicidad del país de origen.

La explicación se vuelve aún más completa cuando se toman en cuenta las diferencias internacionales en un nuevo índice de aceptación de migrantes de Gallup, basado en las actitudes locales hacia los inmigrantes, como se detalla en un Anexo al Informe. Un mayor valor para la aceptación de los inmigrantes está relacionado con una mayor felicidad tanto para los inmigrantes como para los nativos, en cantidades casi iguales.

El informe también estudia la migración rural-urbana, principalmente a través de la reciente experiencia china, que ha sido llamada la mayor migración masiva en la historia. Esa migración muestra algunas de las mismas características de convergencia de la experiencia internacional, con la felicidad de los migrantes que se dirigen a la ciudad hacia, pero aún están por debajo de los promedios urbanos.

La importancia de los factores sociales en la felicidad de todas las poblaciones, ya sean migrantes o no, se enfatiza en el Capítulo 6, donde el aumento de la felicidad en América Latina depende de la mayor calidez de la familia y otras relaciones sociales allí, y para la mayor importancia que las personas de allí se adhieren a estas relaciones.

El Informe finaliza con un rumbo diferente, con un enfoque en tres problemas de salud emergentes que amenazan la felicidad: la obesidad, la crisis de opioides y la depresión. Aunque se encuentra en un contexto global, la mayoría de las pruebas y debates se centran en los Estados Unidos, donde la prevalencia de los tres problemas ha crecido más rápido y más rápido que en la mayoría de los demás países. 

Autor: Redacción | 2018-03-20 07:14:00 | Compartir:

Imágenes

Se celebra el Día de la felicidad