Edición Nro: 2087

Sección 22

Carta con motivo del Día del Niño

Los niños primero

Los niños primero El arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, envió una carta con motivo del Día del Niño, en sintonía con la declaración de la Comisión Ejecutiva del Episcopado sobre la defensa y custodia de toda vida.

A pocos días de celebrarse en la Argentina el Día del Niño, el arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, expresó su cercanía con los niños de la arquidiócesis. “Que socorramos tantas situaciones que necesitan ser atendidas y de las que todos somos responsables”, pidió.
En primer lugar, agradeció “a todos los que ofrecieron sus oraciones, sacrificios, horas de adoración; así como los que de una u otra manera han aportado en la defensa de toda vida con la participación en las marchas, carpas de información, recolección de firmas, exposiciones en el Congreso, charlas, debates, campañas de concientización, formación y gestos concretos de custodiar toda vida; porque vale toda vida”, afirmó.

El arzobispo llamó a “acrecentar la fraternidad de nuestra Patria, en la vida ordinaria de nuestras comunidades, de los barrios y realidades sociales, reconstruyendo los vínculos y fortaleciendo el respeto y el diálogo aún con el que piensa distinto, superando las divisiones”. En ese sentido, llamó a empezar “por nuestras familias, promoviendo el encuentro, el diálogo, la educación, el compartir fraterno”.

Por otra parte, animó a “trabajar concretamente en las diversas iniciativas de formación y los servicios de cercanía, solidaridad y compromiso en favor de la vida, de toda vida y en todas las etapas de la vida, desde el niño que se gesta en el seno materno como el que nace y crece en nuestras familias, en nuestros barrios y en tan diversas situaciones; de nuestros adolescentes y jóvenes, de nuestros ancianos y enfermos, en fin, de toda vida porque vale toda vida”, insistió.

El arzobispo reconoció que el motivo de la carta es la celebración del Día del Niño, y detalló: “Del niño que se gesta en el seno materno, así como de todo niño que, ya nacido, vive entre nosotros. Brindémosles mucho cuidado y afecto," pidió, y agregó: " Que no les falte el pan de cada día, la educación, la salud, la alegría de tener un lugar en nuestra sociedad. Juguemos con ellos, charlemos con ellos, escuchémoslos a ellos. Que socorramos tantas situaciones que necesitan ser atendidas y de las que todos somos responsables".

“Que Jesús siga abrazando y bendiciendo a nuestros niños a través nuestro. Que nuestra Madre nos ayude y enseñe a respetar la vida, cuidarla, defenderla y servirla y que la Virgen de la Merced, Madre de misericordia nos acompañe para seguir caminando juntos en la construcción del Reino de Dios”, concluyó. 

Autor: Redacción | 2018-08-19 00:24:00 | Compartir: