Edición Nro: 2366

Papa Francisco

Llegada a Sofía

El Papa visita Bulgaria

El Papa visita Bulgaria Esta mañana, a las 7hs., comenzó el 29º viaje apostólico del Papa Francisco. Primero visitará la Tierra de las Rosas y el 7 de mayo, Macedonia del Norte.

Al término de su reunión privada con el Presidente de la República de Bulgaria, el Santo Padre se dirigió a las autoridades, la sociedad civil y el Cuerpo diplomático, en la Plaza Atanas Burov, frente al Palacio Presidencial, ocasión en la que pronunció su primer discurso.

Tras saludar cordialmente a las Autoridades de la República – a quienes agradeció la invitación que le dirigieron para visitar su país – y a su Presidente, por las corteses palabras que le dirigió al recibirlo en esa histórica plaza que lleva el nombre del estadista Atanas Burov “que sufrió la dureza de un régimen que no podía aceptar la libertad de pensamiento”, el Papa Francisco envió con deferencia su saludo a Su Santidad el Patriarca Neofit, a los Metropolitas, a los Obispos del Santo Sínodo y a todos los fieles de la Iglesia Ortodoxa Búlgara, sin olvidar a los Obispos, a los sacerdotes, a los religiosos, a las religiosas y a todos los miembros de la Iglesia Católica, a los que desea confirmar en la fe y animar en su cotidiano camino de vida y de testimonio cristiano.
Además, el Pontífice saludó cordialmente a los cristianos de otras Comunidades eclesiales, a los miembros de la Comunidad judía y a los fieles del islam reafirmando con ellos “la fuerte convicción de que las verdaderas enseñanzas de las religiones invitan a permanecer anclados en los valores de la paz; a sostener los valores del conocimiento recíproco”, tal como se lee en el Documento sobre la fraternidad humana, firmado en Abu Dabi el pasado 4 de febrero.
Después de las tres décadas han transcurrido ya del final del régimen totalitario “que limitaba la libertad y las iniciativas”, el Papa Bergoglio recordó que “Bulgaria debe afrontar las consecuencias de la emigración”, que se ha producido en los últimos decenios, en la que más de dos millones de connacionales han salido buscando nuevas oportunidades de trabajo. Y agregó que al igual de otros países del viejo continente debe “hacer frente a lo que se puede considerar un nuevo invierno demográfico”, que “ha caído como una cortina de hielo sobre buena parte de Europa”, como “consecuencia de una disminución de la confianza en el futuro”.

Y relacionado la caída de los nacimientos con el intenso flujo migratorio el Papa afirmó que esto ha supuesto “la despoblación y el abandono de tantos pueblos y ciudades”, a lo que se suma que “Bulgaria debe hacer frente al fenómeno de aquellos que buscan entrar dentro de sus fronteras, para huir de la guerra y los conflictos o la miseria, e intentan alcanzar de cualquier forma las zonas más ricas del continente europeo, para encontrar nuevas oportunidades de existencia o simplemente un refugio seguro”. 

Autor: Redacción | 2019-05-05 09:49:00 | Compartir: