Edición Nro: 3129

EDITORIAL

Simplemente Diego

De Fiorito a la inmortalidad

Simplemente Diego
Diego se fue y el mundo conmocionado le rinde homenaje. La Argentina se viste de celeste y blanco para despedir a su √≠dolo que inesperadamente falleci√≥ tras cumplir los 60 a√Īos. Como cualquier mortal su coraz√≥n dejo de latir pero como se trata de Diego, en el fondo, todos lo cre√≠amos un dios.

La historia de Diego es, sin dudas de película. De origen humilde, el niño de oro se convirtió en el mejor jugador de futbol del mundo. Maradona- Argentina, el embajador más importante de nuestro país. Ídolo indiscutido, su figura descansa en los altarcitos junto a San Genaro en Nápoles, su segundo hogar.
Su leyenda trascendió todas las fronteras, no supo de distinciones de idioma, credo o religión. La historia es un antes y un después de Maradona.
Su vida un torbellino, el mejor jugador, un hombre que vivió a los tumbos, esquivando las jugadas de la vida misma. Su familia su sostén se fue agrandando a lo largo de loa años y también desmembrando. Un hombre cuestionado por sus decisiones. Conoció la gloria, la soledad y siempre fue el centro ineludible.
Adiós Diego!!! Hoy quedan millones de anécdotas en boca de figuras internacionales, y en cada uno la sensación inevitable de saber que todos somos humanos y hasta los dioses se van.
 

Autor:Redacción | 2020-11-25 | Editoriales Anteriores | Compartir: