Edición Nro: 3129

EDITORIAL

Cuando la política no alcanza

Los factores de riesgo

Cuando la política no alcanza
Vivir en un pa√≠s democr√°tico en el que rige una constituci√≥n y un r√©gimen republicano no garantiza un equilibrio entre derechos y deberes de los ciudadanos. El descreimiento marca la indiferencia frente a la conducci√≥n pol√≠tica que en estas √ļltimas d√©cadas, m√°s all√° de los colores partidarios no supieron, no pudieron o no quisieron marcar la diferencia.

Desde aquel discurso de campaña de Alfonsín, “con la democracia se come, se cura y se educa" los gobiernos de turno “crearon” una sucesión de planes para sostener los números de estos tres ejes pero los resultados quedaron sepultados bajo la ola de corrupción que arrasó la Argentina sepultando varias generaciones bajo los índices de pobreza, el desempleo y una educación de escasa calidad que desgrana a una amplia población de jóvenes que acceden al derecho de votar pero no pueden finalizar sus estudios.
Cada intento por superar las diferencias sociales en nuestro país ha caído en saco roto convirtiendo a la Argentina en la imagen latinoamericana de pobreza más característica del continente.
Promesas incumplidas, esperanzas licuadas en falsas expectativas, desempleo, trabajos informales, changas, argentinos que no saben qué pasará mañana porque viven el día a día.
Quién cree en los políticos. Las encuestas analizan quiénes tienen los índices más altos de credibilidad.
En el estudio realizado por la Universidad San Andrés, en el dinámico contexto que transitamos, la imagen de los principales dirigentes se modifica constantemente. En esta última medición el dirigente con mayor imagen positiva es Horacio Rodriguez Larreta (53%), seguido por María Eugenia Vidal (46%) y por Ricardo Alfonsín (40%). A estos le siguen Patricia Bullrich (40%) y Alberto Fernández (37%). Cabe mencionar que la imagen del presidente Fernández continúa en descenso tras el pico observado en abril. Específicamente, respecto a la medición anterior (de julio), tuvo una caída de 18 puntos porcentuales. Por otro lado, tanto la imagen del actual gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof (23%), como la de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner (21%) tuvieron una disminución respecto a los valores de julio. Finalmente, en lo que respecta a la imagen de dos de los principales referentes de la oposición, observamos que la imagen positiva de Mauricio Macri es de 31%, mientras que en el caso de Patricia Bullrich es del 40%. Esta última ha mantenido niveles de imagen positiva medianamente estables desde 2019.  En cuanto a los funcionarios y ministros, los tres funcionarios con mayor imagen positiva entre los encuestados son Sergio Berni (28%), Ginés González García (22%) y Nicolás Trotta (18%). Cabe destacar que, en casi todos los casos, los funcionarios y ministros presentan un diferencial negativo (i.e. tienen un porcentaje mayor de opiniones negativas que positivas), incluso aquellos que encabezan la lista. Asimismo, los funcionarios con el mayor diferencial negativo son el Ministro de Relaciones Exteriores Felipe Solá (-35), el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero (-30) y ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic (-29). En el otro extremo, los funcionarios con el menor diferencial negativo son Cecilia Todesca (-14), Gabriel Katopodis (-17), Matías Kulfas (-17) y Daniel Arroyo (-17).
Frente a este panorama, la postura de la justicia ante los procesos por corrupción y fraude al estado marca la firme tendencia a que justicia que es lenta no es justicia. Más descreimiento sobre la clase política.
 

Autor:Redacción | 2020-12-28 | Editoriales Anteriores | Compartir: