Edición Nro: 3059

EDITORIAL

La vacuna como territorio de desigualdad

Apatía e incertidumbre

La vacuna como territorio de desigualdad
La escasez de vacunas, la desinformaci√≥n en torno a sus efectos, la puja pol√≠tica y la crisis econ√≥mica son un combo muy dif√≠cil de llevar adelanta para un ciudadano com√ļn. La explicaci√≥n de por qu√© no sabemos cuantas vacunas llegan, ni cuando, ni por qu√© se demora en aplicarlas, o el per√≠odo ventana entre dosis, muestran a este gobierno a nivel nacional desorientado, arrinconado, balbuceando respuestas insatisfactorias. La provincia, en una anemia de ideas alarmante, decide acompa√Īar al jefe partidario y a la saz√≥n presidente. La ciudad calla, porque es oposici√≥n y no puede comentar demasiado la situaci√≥n. En el medio est√°n los ciudadanos, que no entienden demasiado de jurisdicciones pero quieren aplicarse la vacuna y seguir con su vida m√°s o menos como la ten√≠an planificada. Mar del Plata, Argentina, Odisea 2021. Intentar prever lo que iremos a hacer la semana que viene, si podremos salir a la calle o hacer deporte.

La desigualdad social se encuentra en el corazón de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Para América Latina —la región más desigual del mundo— la desigualdad social representa, además, un rasgo estructural y por tanto un desafío fundamental. En respuesta al mandato conferido por los países latinoamericanos y caribeños a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe durante la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe celebrada en Lima en noviembre de 2015, el presente documento profundiza en el análisis de la matriz de la desigualdad social en la región. Así lo expresa la CEPAL en los análisis que nos relacionan a fines de 2020.

Mar del Plata, cada vez más formateada por el comportamiento latinoamericano de la pobreza y la exclusión, se acerca a niveles alarmanetes de desigualdad. La vacuna, es otro indicador.


Aquel análisis que citamos de la CEPAL se centra en algunos de los principales ejes que estructuran la desigualdad social (el género, la pertenencia étnico-racial, la edad o etapa del ciclo de vida y el territorio), con el fin de ilustrar su peso en la magnitud de las brechas de desigualdad, en su permanencia y en su reproducción. Con frecuencia, las múltiples dimensiones de la desigualdad se encadenan, entrecruzan y potencian entre sí, afectando particularmente a determinados grupos de población. Para seguir avanzando en el desarrollo sostenible de los países, es necesario reconocer y mejorar el diagnóstico de las múltiples dimensiones.

Los políticos se acusan, los unos a los otros, los aviones van y vienen y traen vacunas, hoy ya 9 millones de dosis, que no alcanzan para llegar al 20 % de la población con una dosis de las dos que se precisan, o a un poco menos del 10 % con las dos dosis. A esta altura el país entero debería estar vacunado. Esas 40 millones de dosis simples u 80 millones que se necesitan para que todos estemos vacunados, no van a llegar nunca. O cuando lo hagan será tarde para muchos, o la inmunidad de rebaño habrá hecho su tarea.

Como decía Hipólito Yrigoyen, tiempo al tiempo, la mitad de los problemas se solucionan solos y la otra mitad no tienen solución. El gobierno, mientras, camina la calle, saluda con el puñito y declara inconsistencias.

Autor:redacción | 2021-04-20 | Editoriales Anteriores | Compartir: