Edición Nro: 3046

EDITORIAL

La vida lleva su curso natural

Cano fallecido y Pulti procesado.

La vida lleva su curso natural
Cano fallecido y Pulti imputado. Hace un par de a√Īos, sobre estos mismos d√≠as, el entonces Concejal Cano nos daba un detallado informe sobre los despilfarros de Pulti y los manejos inadecuados de los fondos p√ļblicos del por esos tiempo intendente; el que rodeado de su omnipotente gabinete, hac√≠an y deshac√≠an los destinos de la ciudad. Cano, que ya sab√≠a que su salud menguaba, jugaba sus fichas m√°s all√° de la pol√≠tica. Unos meses despu√©s, el triunfo de Arroyo lo ubic√≥ nuevamente en la Secretar√≠a de Hacienda. Algo intent√≥ pero su cuerpo le gritaba basta; se corri√≥ entonces del ejecutivo y volvi√≥ a su banca, a seguir luchando. A veces contradictorio, en un reportaje nos dijo que la vida siempre segu√≠a su curso natural. Tal vez hoy entendamos m√°s qu√© quer√≠a decir. √Čl, que no pudo derrotar a una penosa enfermedad, y Pulti, que por estos d√≠as qued√≥ complicado por el manejo fraudulento de fondos.

Cano fallecido y Pulti procesado. Hace un par de años, sobre estos mismos días, el entonces Concejal Cano nos daba un detallado informe sobre los despilfarros de Pulti y los manejos inadecuados de los fondos públicos del por esos tiempo intendente; el que rodeado de su omnipotente gabinete, hacían y deshacían los destinos de la ciudad. Cano, que ya sabía que su salud menguaba, jugaba sus fichas más allá de la política. Unos meses después, el triunfo de Arroyo lo ubicó nuevamente en la Secretaría de Hacienda. Algo intentó pero su cuerpo le gritaba basta; se corrió entonces del ejecutivo y volvió a su banca, a seguir luchando. A veces contradictorio, en un reportaje nos dijo que la vida siempre seguía su curso natural. Tal vez hoy entendamos más qué quería decir. Él, que no pudo derrotar a una penosa enfermedad, y Pulti, que por estos días quedó complicado por el manejo fraudulento de fondos.
Apenas dos años pasaron y la ciudad es otra. Ya no tiene mega proyectos de millonadas de inversión. La pobreza se respira en cada rincón de la ciudad. Hay gente que viene destrozando las bolsas de basura de la vereda en la calle para sacar comida. Todo duele más. Tal vez este bote a tierra de la realidad, en un día patrio como el de hoy, nos concentre en el otro país, aquel que tanto Cano como Pulti seguramente anhelaron en algún lugar de su corazón, y el bienestar para esta "su" Mar del Plata que carece de iniciativas para mejorar la calidad de vida diaria de su mayoría de población pobre. Feliz, si se puede, día de la patria. 

Autor:redacción | 2017-05-25 | Editoriales Anteriores | Compartir: