Edición Nro: 3046

EDITORIAL

Difícil que lleguemos a ponernos de acuerdo

Otro palo en la rueda

Difícil que lleguemos a ponernos de acuerdo
Hay un refr√°n que dice que si uno no quiere dos no pelean. Aqu√≠ y ahora, en Mar del Plata, no es el caso. El STM est√° totalmente lanzado a una pelea de resultado incierto. El Municipio, "amparado" u obligado por la Provincia, que lo asistes de todas formas posibles, tambi√©n est√° lanzado a una pelea en la que, seg√ļn los asesores nacionales, tienen mucha chance de ganar. Desacreditan las posturas sindicales, salen a dar discursos con un aura beatificada a su alrededor: pero en el medio, una vez m√°s, quedan los empleados municipales y sus familias, que han visto deteriorado como pocas veces su salario, que no participan de la compulsa ni responden a intereses pol√≠ticos y que, posiblemente, no van a olvidar lo sucedido en este a√Īo que, causalmente (no casualmente), es electoral.

Hay un refrán que dice que si uno no quiere dos no pelean. Aquí y ahora, en Mar del Plata, no es el caso. El STM está totalmente lanzado a una pelea de resultado incierto. El Municipio, "amparado" u obligado por la Provincia, que lo asistes de todas formas posibles, también está lanzado a una pelea en la que, según los asesores nacionales, tienen mucha chance de ganar. Desacreditan las posturas sindicales, salen a dar discursos con un aura beatificada a su alrededor: pero en el medio, una vez más, quedan los empleados municipales y sus familias, que han visto deteriorado como pocas veces su salario, que no participan de la compulsa ni responden a intereses políticos y que, posiblemente, no van a olvidar lo sucedido en este año que, causalmente (no casualmente), es electoral. 

En definitiva y como dice Charly, "difícil que lleguemos a ponernos de acuerdo".

Autor:redacción | 2017-05-27 | Editoriales Anteriores | Compartir: