Edición Nro: 3046

EDITORIAL

Huyen como ratas

El pase de Rosso al Massismo

Huyen como ratas
Un alto dirigente de Acci贸n Marplatense nos dijo, off de record, que lo de Rosso estaba cantado. En diciembre dejaba de ser concejal y ya nadie, de ninguno de los dos bandos en los que se ha escindido el otrora partido gobernante, lo quer铆a. Irse al Massismo marca lo que muchos dicen que es la realidad de los perdedores: cuando el barco se hunde huyen como ratas. Entonces, "que Massa espere lo mismo de este personaje", nos sentenci贸, "cuando la cosa se le ponga peor..." Fiorini ahora es arroyista y Rosso, que era pultista ahora es massista. Pulti de un lado de Acci贸n Marplatense y Santiago Boniffati, del otro lado en la fracci贸n que se llama "Nueva Acci贸n" van a luchar por el control de un partido que, a煤n en la desgracia, tiene futuro. Arroyo, de noche y en su casa mira y se "c... de risa" del revuelo que se arm贸. Alguna vez afirm贸 que era peronista de alma, pero el peronismo de alma, al menos en Mar del Plata, le vendi贸 el alma al diablo.

Un alto dirigente de Acción Marplatense nos dijo, off de record, que lo de Rosso estaba cantado. En diciembre dejaba de ser concejal y ya nadie, de ninguno de los dos bandos en los que se ha escindido el otrora partido gobernante , lo quería. Irse al Massismo marca lo que muchos dicen que es la realidad de los perdedores: cuando el barco se hunde huyen como ratas. Entonces, "que Massa espere lo mismo de este personaje", nos sentenció, "cuando la cosa se le ponga peor..." Fiorini ahora es arroyista y Rosso, que era pultista ahora es massista. Pulti de un lado de Acción Marplatense y Santiago, del otro lado en la fracción que se llama "Nueva Acción" van a luchar por el control de un partido que, aún en la desgracia, tiene futuro. Arroyo, de noche y en su casa mira y se "c... de risa" del revuelo que se armó. Alguna vez afirmó que era peronista de alma, pero el peronismo de alma, al menos en Mar del Plata, le vendió el alma al diablo. 

Autor:redacci贸n | 2017-05-31 | Editoriales Anteriores | Compartir: