Edición Nro: 3046

Editorial

Chapó

Chapó
¬ŅC√≥mo se construye el poder? El d√≥nde, cu√°ndo y cu√°nto tal vez sean un poco m√°s f√°ciles de explicar. ¬ŅQu√© es el el poder? Influir sobre los dem√°s m√°s que lo que los dem√°s influyen sobre nosotros. La ruina de lo que queda como pa√≠s, endeudado, mal administrado y corrompido en su circuito productivo, encuentra un viaducto de escape hacia un populismo moderado, con control internacional de variables y un cambio radical en los modos de hacer pol√≠tica: adi√≥s Dur√°n Barba, Marquitos Pe√Īa y presidente Mauri; vuelve Cristina y los suyos, tuneados de responsables, ahora que el camino que ustedes no supieron hacer le qued√≥ libre. Bienvenidas las esperanzas de los m√°s humildes y desprotegidos, los que comen salteado, los que quedaron atrapados en el mecanismo cruel de la escalada inflacionaria. Que se jodan los chetos y los tilingos conservadores: su tiempo ha expirado. Se√Īores, la inteligencia popular no descansa nunca: ¬°Chapeau, se√Īora Cristina!
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-05-18

Los tres resultados

Los tres resultados
Un partido de f√ļtbol se puede ganar, empatar o perder. Cuando se trata de partidos de eliminaci√≥n de 180 minutos, o sea, cotejos de ida y vuelta, las posibilidades se reducen a dos: se gana o se pierde. Los penales, en √ļltima instancia, marca la gloria o el destierro y los periodistas hablan de las razones meritocr√°ticas de los ganadores, como si eso realmente le importase al que gan√≥ o al que perdi√≥. Entones queda flotando la pregunta ¬ŅQu√© es lo m√°s importante de la vida: ganar? Esta noche, no encontraremos tampoco la respuesta.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-05-17

Ollas, sarténes y cortes

Ollas, sarténes y cortes
Las organizaciones sociales realizan ollas populares interrumpiendo el tr√°fico en distintas zonas de la ciudad. El tr√°fico no se interrumpe, solo que se congestiona en las arterias aleda√Īas m√°s peque√Īas, perjudicando a los trabajadores que circulan, que a√ļn no est√°n en el piquete protestando. Falta poco para que la rueda se detenga del todo, entonces, ya no habr√° dinero para pagar las asignaciones de los que protestan y hacen cortes y ya no ser√°n necesarias las asambleas. El caos reinante har√° una asamblea permanente a cada ciudad del pa√≠s. Entonces la obra estar√° completa.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-05-15

¬ŅC√≥mo se piensa una reforma laboral en tiempos de crisis?

¬ŅC√≥mo se piensa una reforma laboral en tiempos de crisis?
En un país que vive de urgencia en urgencia es necesario parar la pelota para ocuparse de los temas prioritarios para motorizar el país. La reforma laboral y flexibilización de horarios y carga laboral dinamizaría la Argentina productiva garantizando marco legal a muchos trabajadores desprotegidos.
Autor:Lic. Mirtha C√°ffaro | 2019-05-14

De tu querida presencia

De tu querida presencia
Ernesto Guevara anda por la calle, es un viejito de 91 a√Īos que mantiene su postura erguida, a pesar del maltrato de los a√Īos y un asma cr√≥nica que se niega a dejarlo. Ernesto no muri√≥ en La Higuera el 9 de octubre de 1967, ejecutado con cobard√≠a por un soldado boliviano; el que muri√≥ es El Che, que nos dej√≥ para dar paso al mito. Ernesto se r√≠e de ver su cara en remeras y en tatuajes de tilingos conservadores que se dan aire de progres. Ernesto organiza revueltas en el geri√°trico, porque la comida es mala y porque ya nadie defiende a los viejos depositados por sus familiares o por la caridad. El Malec√≥n se ba√Īa de una brisa marina y Ernesto Camina, rumbo al Floridita, a paso lento porque le toca subir la loma. Hoy cumple a√Īos y se va a permitir beber un poco de ron, aunque los doctores le digan que a su edad es un suicidio.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-05-14

El día C

El día C
Cristina Fern√°ndez regresa al centro de la escena pol√≠tica, esta vez, en la Feria del Libro presentando su nueva producci√≥n: "Sinceramente". El t√≠tulo dio para todo tipo de cr√≠ticas por parte de los detractores de la d√©cada K de los doce a√Īos de gobierno (2003 - 2015) sumando los cuatro de su marido fallecido N√©stor Kichner y los ocho de sus dos mandatos. Claro que lo que viene, sin dudas, no ser√° ni por asomo parecido a lo que fue: el pa√≠s es otro, la situaci√≥n econ√≥mica es mucho m√°s cr√≠tica y la sociedad argentina ya no resiste m√°s medidas agravantes hacia las clases m√°s humildes y la clase media.
Autor:redacción | 2019-05-09

Tarde, Mal y Nunca

Tarde, Mal y Nunca
Los tres hermanos se llamaban Tarde, Mal y Nunca. Una vez, Tarde lleg√≥ a una cena familiar y dijo que Mal no podr√≠a venir y Nunca llegar√≠a m√°s tarde. Como la gente aguardaba por Mal, Nunca jam√°s supo si lo esperar√≠an, a√ļn sabiendo de su retraso con aviso. As√≠, alguna que otra vez, en las inmediaciones de la Casa de Gobierno, Nunca le dijo a Mal que Tarde no podr√≠a ser admitido en el sal√≥n de los pasos perdidos. Ahora que Tarde, Mal y Nunca se ponen de acuerdo, los dem√°s saben que las miserias pueden caer en ese orden.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-05-07

El habla de la ideología

El habla de la ideología
Qu√© decimos cuando hablamos. Ya sabemos que las palabras encarcelan, limitan el pensamiento, pero tambi√©n lo ordenan. Ese l√≠mite, el mismo que nos da seguridad, nos condiciona fuertemente, fluctuando entre la libertad y la seguridad. Este razonamiento lo podemos aplicar a la pol√≠tica vern√°cula, limitada intelectualmente como pocas, con seres que no se animan a crecer, o no saben. Cuando se acercan las fechas de las elecciones asistimos a pat√©ticos cuadros, ahora amplificados en Facebook, Twitter e Instagram. Dios se olvid√≥ de los marplatenses, o si nos recuerda, digamos que no le movemos el amper√≠metro demasiado. Tal vez la crisis de Sri Lanka o el aumento de la hambruna en √Āfrica sean m√°s importantes para √Čl. Lo cierto es que el estado de miseria interior que vivimos parece terminal. Y los cuatro candidatos que miden siguen jugando al gallo ciego.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-05-02

Ese deseo negativo

Ese deseo negativo
Su movimiento, sedicioso, te agita, te grita m√°s y m√°s. Sugiere una imagen pero no se alcanza a comprender cu√°l es. Es la venganza, tal vez, de los derrotados eternos, en peleas de ignominia y descontrol. Ahora, m√°s cerca de lo terrenal, con un alma prosaica en pena, el deseo de la muerte de quien nos hizo da√Īo se hace carne. Eso es la grieta. El amor despu√©s del amor; el juramento y el silencio, de un nombre amor que resucita. Como aquella canci√≥n de los setenta - ochenta: "somos territorio de violencia, mi pueblo habla, mi pueblo grita". Hoy es el paro, ma√Īana el ajuste. La nafta arriba de cincuenta pesos por litro y los sueldos africanizados. Es la deuda, interna, de un gobierno con su gente, la leg√≠tima la que crey√≥ y la que no en un proyecto, a todas luces, fracasado. Veremos en el pr√≥ximo intento que, FMI y mercados internacionales mediante, parece que este gobierno tendr√° en los pr√≥ximos cuatro a√Īos.
Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-05-01

¬ŅAmar√°s a tu pr√≥jimo?

¬ŅAmar√°s a tu pr√≥jimo?
Los paros marcan fracasos y la Argentina, de paros y fracasos, entiende bastante. El gobierno no se conmueve oor el paro de ma√Īana, pero los m√°s perjudicados, una vez m√°s, son los habitantes de la clase media, perdida y aturdida, que deber√°n sufrir mutilaciones en sus haberes y en sus derechos, cancelaciones de vuelos de avi√≥n y pasajes de micro, aumentos de los alimentos de la canasta b√°sica y el ninguneo de la clase dirigente. Los sindicalistas, claro est√°, no aman a su pr√≥jimo. Los funcionarios de este gobierno, tampoco.
Autor:redacción | 2019-04-30
Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 Siguiente