Edición Nro: 3127

Educación El Paí­s

Los gobiernos pasan, los problemas permanecen

La realidad golpea a chicos y grandes por eso la prevención y erradicación del trabajo infantil y protección del trabajo adolescente sigue siendo un motivo para que todos asumemos un compromiso social.

En la semana que se conmemoró el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, se presentará, también, el Manual de Acciones contra dicha problemática, una guía de experiencias corporativas realizada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (Conaeti) y La Red de Empresas contra el Trabajo Infantil; y se lanzará la campaña de comunicación por la erradicación del trabajo infantil en la Cadena de Valor (proveedores y clientes), que incluyen spots radiales y audiovisuales, material gráfico y digital, y un video dirigido a la capacitación de proveedores y clientes de la Red de Empresas.

La evaluación de la realidad social argentina plantea la necesidad de trabajos dignos que garanticen un núcleo familiar estable. Cuando una familia no puede sostener las necesidades básicas y autoabastecerse entran en juego múltiples factores entre los cuales, el dinero es uno. Los roles dentro de la familia como en la sociedad están marcados por ua jerarquía, que aunque la palabra se encuentre devaluada, es troncal para el crecimiento tanto individual como grupal.
Una familia que no puede tener un jefe de familia quiebra ese sentido natural e pertenencia. Los roles se trastocan y así se da inicio a una de las tantas problemáticas que aquejan en la actualidad.
La erradicación del trabajo infnatil y la imperisa necesidad de poner punto final a este problema pone en el tapete el lugar esencial de la educación para lograr cambios fundamentales en la sociedad. Partiendo de que los valores están trastocados, que la diferencia entre el bien y el mal se ha convertido en un tema argumentativo de tipo subjetivo, que el robo, tanto ocasional como sistemátco define a gran parte de la sociedad, la educación no es un tema de debate político sino una deuda de los políticos con la sociedad.
A la hora de las promesas electorales ya sabemos que la democracia educa, que la educación necesita de un cambio, pero, mientras tanto, la escuela se ha convertido en un asentamniento en el que todo está permitido. Sin duda, el espejo genuino de lo que pasa en la calle.
Los docentes, algunos atados, otros amordazados; muchos desanimados; entre los sobre calificados y los arribistas al sistema, las voluntades, las luchas entre sindicatos y gobiernos, no alcanzan.
En tantas décadas, y no solo la década ganada, se utilizaron las mismas formulas, paros por salarios, días sin clases, a la pobre calidad se le suma la cantidad, a la escasez de sueldo, escasez de recursos. Al tema de la desnutrición infantil, se suma los resultados, a la vista, de tantas neuronas disfuncionales. Banalizar el tema parece fórmula de discurso pero se me escapa de la boca ¡Qué país generoso!
La escuela debería voler a ser el lugar donde se estudia, donde se adquieren las herramientas necesarias para construir el conocimiento, el lugar donde se forma de maner ntegral al ser humano, con deberes y derechos, con respeto, con tolerancia.
Más palabras para decir lo que todos sabemos y queremos que cambie pero paree que del dicho al hecho... hay un gran trecho.El niño o joven de hoy será el hombre de mañana. Cómo logrará un trabajo digno, un salario acorde a la realidad que le permita el acceso a los servicios y bienes estándares. Cómo enseñará el orgullo de ser un trabajador y sostén de familia. Una verdadera incógnita que entre todos deberemos asumir y resolver.

 

El video fue desarrollado por la Oficina de la OIT en Argentina como parte de un kit de
comunicación institucional sobre trabajo infantil.
 

Autor: Lic. Mirtha C√°ffaro | 2015-06-18 16:59:00 | Compartir:

Videos