Edición Nro: 3127

Educación

De la pr√°ctica docente al sumario

Desde ayer a la tarde, en los medios mendocinos se debate si hay que comprender o condenar la actitud de una profesora de Lengua y Literatura del secundario, que gritó y amenazó a sus alumnos porque no se interesaban por su clase.

Los docentes ya no manejan las situaciones. No se debería pasar del enojo a la violencia. La maestra de Mendoza no pudo poner límites y se desbordó. Sin poner pausa, la docente tiene ahora dos problemas, la conducta de los alumnos, las actitudes de los alumnos y la reacción ante la situación. La descripción de esa situación, falta de atención, interrupciones innecesarias, agresiones, insultos y gritos muestra a las claras lo que pasa hoy en las aulas, en las calles y, en definitiva, en la vida.
Lo cierto es que la violencia verbal muestra que la escalada simétrica redobla la apuesta y la situación, en lugar de revertirse, queda atascada en una relación de embudo, sin salida.
¿Cómo se sigue? Con ese nivel de stress los docentes si optan por pedir una carpeta médica para recuperarse y volver a su centro, dejarán las escuelas sin la continuidad de clases.
¿Cómo me pongo en los zapatos del otro? Bernardo Stamateas explicó que en estas situaciones se debe reflexionar sobre cómo manejar la ira. La inteligencia emocional es una forma de poner pausa y buscar la forma de analizar la situación para que no se descontrole.
Las normas de convivencia quedan plasmadas en un acuerdo entre las partes. En el caso de las instituciones educativas son parte esencial para la convivencia.
Entre las situaciones cotidianas, los docentes señalan que el uso de auriculares, la falta de cumplimiento en las tareas, el respeto a las consignas, a los turnos en el uso de la palabra y la escucha, la participación en clase y el clima de respeto son moneda corriente.
El respeto a las normas mínimas de convivencia no se cumplen y la calidad educativa sigue en descenso.
¿Por qué los tweets en las redes mostraron una adhesión a la reacción inapropiada de la docente de Mendoza? Más de 2000 tweets mostraron que muchos se sienten identificados con la situación. Nadie convalida la reacción, los insultos o el destrato, pero… cómo se revierte la situación.
La respuesta la deberán buscar todos los miembros de la comunidad educativa, incluyendo a los padres porque los valores esenciales para conducirse en la vida, respeto, educación, cumplimiento de las normas y de las tareas áulicas vienen del hogar.
Para buscar un camino hay que tomar conciencia de las huellas que dejan las situaciones de stress, la ansiedad se manifiesta como una cadena de pensamientos negativos. Pasar de una actitud negativa a una preocupación inteligente permite encontrar respuestas positivas.

El caso de la maestra de UNCuyo

El diario digital mdzol.com publicó la filmación que hicieron el 2 de junio, alumnos de quinto año del colegio Departamento de Aplicación Docente (DAD). Es una de las cinco escuelas de la Universidad Nacional de Cuyo, donde ingresan los mejores promedios de Mendoza.
Las imágenes, grabadas por un alumno, fueron subidas a YouTube. En las redes sociales, más del 80 por ciento de las opiniones son favorables a la profesora. El gremio docente también salió a respaldara y pidió una investigación.
La docente además de dictar clases de Lengua, Literatura y Latín en los colegios de la Universidad, está al frente de una cátedra universitaria en la carrera de Letras de la UNCuyo. Utiliza un lenguaje vulgar para recriminar la escasa atención y el interés de sus alumnos por las clases: “¿Quedó claro que no soy ninguna tarada para estar delante de ustedes?”, inquiere la profesora. Y sigue casi a los gritos frente al curso: “Me revienta que cuando yo estoy leyendo y me estoy rompiendo el traste para que entiendan el texto (...), uno se duerma, otro lea y los otros se rasquen las partes pudendas y para lo que no entiendan los que son las partes pudendas, son las bolas”.
En su actitud casi desquiciada, la profesora llega hasta la amenaza: “A mí, me encantaría que se lleven la materia todos, que alguien me pregunte y yo me haga la reverenda pelotuda. Cuando alguien me pida explicaciones, le diría, "les encanta dormir en las horas de exámenes", y les voy a encajar tantos unos (1) como me den ganas”.En su monólogo menciona que muchos alumnos no ingresan a la facultad por haberse llevado Física y Química previas, en cambio ella trata de que aprueben su materia. “A la universidad no entran ni en pedo si no sacan Literatura, Física y Química. ¿Quedó claro?, están a seis meses de entrar a la universidad y les juro que hay gente que no entra gracias a mi. Me encanta verlos sufrir y no tengo piedad, ni la mínima piedad, no me importa un carajo si tengo que matarlos, no me importa”, dijo.
En las redes sociales y en los foros de los medios locales, más del 80 por ciento de las opiniones, son favorables a la docente. “La profesora es intachable, fue docente de mis hijos. Hoy por hoy no les podes hablar de otro modo a loa adolescentes “, dice Fabiana, una mamá. En otro tweet, Lucho Orellano opina: “Soy docente de Geografía y todo lo que dice esta profesora es verdad, pensé que pasaba sólo en mis clases”.
El colegio decidió que la porfesora esté acompañada por una psicopedagoga en sus clases. "Solicitamos un asesor pedagógico mientras el episodio está siendo estudiado. Tendrá una resolución. Hay que ser cautelosos”, dijo la directora del DAD, María Ana Barroso.
El video fue tomado por uno de los alumnos con su celular. Fue subido a Youtube y compartido entre los compañeros hasta que uno de los padres, decidió llevarlo al colegio y mostrárselo a las autoridades.
El gremio docente también salió a respaldar a la profesora. La Fadiunc pidió una investigación profunda sobre “las condiciones medioambientales del colegio”. El secretario general del gremio, Mario García, dijo que la docente tiene “una larga trayectoria, prestigio y antigüedad” en la universidad.

 

Autor: Lic. Mirtha C√°ffaro | 2015-06-26 05:53:00 | Compartir:

Videos